Iowa-80, la parada de camiones más grande y completa del mundo

Iowa-80, la parada de camiones más grande y completa del mundo

Iowa-80 es un parador gigantesco de camiones americanos donde los camioneros que cruzan los Estados Unidos de costa a costa pueden encontrar literalmente de todo.   Ver video youtube

Desde una sencilla comida rápida, hasta un delicioso guisado de tipo casero. Iowa-80 ha crecido tanto desde su creación en 1964, que cuenta con franquicias de distintas marcas y muchos tipos de comidas, como por ejemplo un punto de venta de Pizza Hut, Taco Bell, Wendy´s y Dairy Queen.

En su interior hay cerca de 300 mesas donde disfrutar de los diferentes menús que ofrecen para comer y una barra de ensaladas de más de 15 metros que funciona las 24 horas del día.

En el segundo piso se encuentra una zona de ocio y descanso para los camioneros que incluye chimenea, un teatro grande con sonido estéreo, salón de juegos, lavandería, peluquería, 24 duchas privadas, cabinas telefónicas y hasta un consultorio odontológico. Para los camiones hay una tienda especializada con más de 75.000 productos que van desde luces, hasta accesorios cromados e inoxidables. También hay lavaderos a mano para camiones y una estación propia que abastece de combustible y que tiene capacidad para dispensar a 5 o 6 vehículos al tiempo.

Los camiones pueden abastecerse de combustible llenando al mismo tiempo los dos depósitos de gasoil. Un surtidor a cada lado del trailer llena cada uno uno de los depósitos simultáneamente. Las instalaciones cuentan con una báscula para controlar el peso de la carga. Le aseguran al camionero que si en un control de pesaje el camión pesa distinto de lo que se le aseguró en Iowa 80, el parador pagará la multa.

Uno de los muchos servicios de calidad que se le ofrecen a estos camioneros son unos conductos conectados directamente a la cabina del camión que proporciona según la época aire frío o caliente, línea de televisión e internet de alta velocidad. Con esta medida los camiones ahorran mucho combustible al no tener que mantener los motores encendidos.